martes, 12 de septiembre de 2017

El Señor es celoso

*El Señor es celoso*

Él Señor es muy celoso con la salud espiritual de sus hijos. Sin duda no te permitirá confiar en ti mismo, si eso implica tu autodestrucción. 

Él no puede soportar el pensamiento de que cambies su fuente inagotable de gracia por cisternas rotas que traen desgracia y dolor.

Cuando nos apoyamos en Él, Él se alegra; pero cuando transferimos nuestra dependencia a otro, cuando confiamos en nuestra propia sabiduría o en la sabiduría de un amigo, lo peor está por venir.

Permite que el Espíritu Santo guíe cada paso de tu vida. Déjate llevar por el consejo bíblico, esa exhortación que trasiende los siglos.

El Señor es celoso con los suyos, cuida de ti como la osa cuida a sus crías, como la gallina a sus polluelos. Cada fuego que aparezca por Él será disipado y cada amenaza ha de ser por Él resistidá.

Recuerda, el Señor es celoso con los suyos.

"No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás ante ellas ni les rendirás culto, porque yo soy Jehovah tu Dios, un Dios celoso que castigo la maldad de los padres sobre los hijos, sobre la tercera y sobre la cuarta generación de los que me aborrecen. - Éxodo:20:4-5

Serafín Alarcón Carrasquillo


miércoles, 2 de agosto de 2017

No te rindas

Todo lo que he puesto en manos de Dios, perdura y sobre todo prospera.

!No te rindas!

jueves, 27 de julio de 2017

Angustias

Las angustias muchas veces son innecesarias*

Tito 2:1-5 - Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.  Que los ancianos sean sobrios, serios, prudentes, sanos en la fe, en el amor, en la paciencia.  Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien;  que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos,  a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

No importa en qué etapa de la vida estemos, cada creyente tiene que entender la relación entre la fe que profesa y el estilo de vida que le debe caracterizar. El reto no es para mezclarse con la cultura, sino por el buen testimonio que vivimos día a día. En Tito 2:1-5, Pablo instruye a diversas generaciones sobre la importancia de vivir nuestras vidas en acorde a la Palabra de Dios. Hombres y mujeres, en diferentes etapas generacionales son invitados a asumir la hermosa responsabilidad de ser un genuino ejemplo de CRISTO. No perdamos nunca la oportunidad de mostrar a otros una forma santa y diferente de vivir. El llamado de Cristo a sus discípulos es que logren Influir positivamente a quienes les rodean.

¿Cómo logramos esto?

Hablando siempre la verdad y dejándonos llevar por la sana doctrina que la Biblia nos enseña. Siendo sobrios en nuestro comportamiento en todo momento y lugar. Serios, prudentes, sanos en la fe y en el AMOR. Si seguimos paso a paso las instrucciones de parte de DIOS, seguro hemos de evitar muchas angustias innecesarias, muchos errores que tener que lamentar.  

Serafín Alarcón Carrasquillo
http://tablitasdelsenor.faithweb.com

lunes, 24 de julio de 2017

Dios te escucha

Dios SIEMPRE está dispuesto a escucharnos. Solo tenemos que llamarle con sinceridad y fe. La conversación más importante del día, es la que tenemos con el Creador del universo.

sábado, 8 de julio de 2017

En medio

*En medio de la tormenta*

A pesar de que la vida tiene capítulos tristes, puede ser hermosa si nos dejamos guiar por DIOS. Un Dios para el cual nada es IMPOSIBLE. Estas palabras que escribo hoy brotan de un manantial un día árido y seco. Sí, como no lo voy a confesar al mundo, a la gente con que a diario me encuentro por las calles y aun en la Internet. Dios es mi amigo, Jesucristo me ha dado la paz y la felicidad que tanto anhelé. Y bueno, esa es mi inspiración y motivo.

Venir a sus pies y rendirnos a su consejo nos ha de librar de muchos dolores innecesarios. Que por fin nuestros ojos fuesen abiertos a esa forma distinta de vivir. Una vida que sencillamente respire y exhale FE. 

Te invito, te exhorto a que no dejes para otro día esta oportunidad que Dios te da. Este es un llamado que te hace para que hoy rompas con la depresión, con el desanimo o cualquier otra cosa que te distrae del propósito fundamental por el cual has sido creado. Jesús, solo Él te puede bendecir a tal punto que sentirás paz aun en medio de la tormenta.

Juan 10:10 - El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Serafín Alarcón Carrasquillo - tablitas del Señor - tablitas1.blogspot.com

domingo, 25 de junio de 2017

Sólo allí

*Sólo allí logro ser feliz*

Es de madrugada y aún no ha salido el sol. Han de ser como las cuatro y aquí al borde de mi cama, listo para hablar con mi Creador. Sin embargo, me inunda esta sensación de tristeza pues tuve uno de esos sueños que nos deja con un sabor amargo.

En fin, que no me dejo impresionar por el manojo de imágenes incongruentes que produce mi cerebro, me levanto para ir a mi aposento y encontrarme con esa persona especial.

A penas llego, con nitidez un rayo de luz entra por una ventana recordandome que de las tinieblas a la luz, a veces solo hay un paso. Y, mientras medito en estas cosas de siempre, hay un mundo de gente durmiendo debajo de un puente.

Que hay un niño llorando por abuso y abandono. Que una mujer maltratada sufre desesperada pues no sabe como enfrentar a su agresor perpetuo.


¿Por qué se me hace casi inevitable pintar esta pintura en mi cabeza?

Tengo que orar, pienso... Orar por mi, por mi esposa y mis hijos. Orar por este mundo en obstinada angustia. Un mundo fín muere por dentro, una sociedad con alas rotas.

A pesar de tantas historias sin final feliz, insisto y dobló rodillas. Sólo allí el tiempo vuela sin espera, solo allí por fín junto al Señor logró ser feliz.

Deléitate en el Señor, y él te concederá los anhelos de tu corazón. Encomienda a Yahvé tu camino; confía en él, y él hará. - Salmos:37:4-5

Serafín Alarcón Carrasquillo

jueves, 4 de mayo de 2017

*Afanados* Hace unos cinco años evangelizaba en una urbanización del pueblo de Ponce. Al llamar en una residencia salió a mi encuentro un hombre como de unos cuarenta años. Con afable interés leyó los mensajes (tablitas) y se regocijó al reconocer que eran versículos y mensajes en un contexto bíblico.  Emocionado llamó a su esposa para que los viera. Para sorpresa mía desde el interior de la casa ella contestó con voz aspera: - ...Ahora no puedo salir, estoy limpiando la cocina!!! Entonces el caballero me miró a los ojos y con sutil sonrisa me dijo:  - Perdone hermano... Es que está como Marta... Lucas:10:38-40 Prosiguiendo ellos su camino, él entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual se sentó a los pies del Señor y escuchaba su palabra. Pero Marta estaba preocupada con muchos quehaceres, y acercándose dijo: -Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado servir sola? Dile, pues, que me ayude. Pero respondiendo el Señor le dijo: -Marta, Marta, te afanas y te preocupas por muchas cosas. Pero una sola cosa es necesaria. Pues María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. Enfoca tu mirada en las cosas de arriba, no en las de la tierra. !Animo! Serafín Alarcón Carrasquillo

*Afanados*

Hace unos cinco años evangelizaba en una urbanización del pueblo de Ponce.

Al llamar en una residencia salió a mi encuentro un hombre como de unos cuarenta años. Con afable interés leyó los mensajes (tablitas) y se regocijó al reconocer que eran versículos y mensajes en un contexto bíblico. 

Emocionado llamó a su esposa para que los viera. Para sorpresa mía desde el interior de la casa ella contestó con voz aspera: - ...Ahora no puedo salir, estoy limpiando la cocina!!!

Entonces el caballero me miró a los ojos y con sutil sonrisa me dijo:  - Perdone hermano... Es que está como Marta...

Lucas:10:38-40


Prosiguiendo ellos su camino, él entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual se sentó a los pies del Señor y escuchaba su palabra. Pero Marta estaba preocupada con muchos quehaceres, y acercándose dijo: -Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado servir sola? Dile, pues, que me ayude.

Pero respondiendo el Señor le dijo: -Marta, Marta, te afanas y te preocupas por muchas cosas. Pero una sola cosa es necesaria. Pues María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.


Enfoca tu mirada en las cosas de arriba, no en las de la tierra. !Animo!

Serafín Alarcón Carrasquillo